Manu Morlanes y Filip Jörgensen se quedan sin Supercopa de Europa por penaltis

El Chelsea, campeón de la Champions League, y el Villarreal, campeón de la Europa League, se enfrentaban por el primer título de la temporada: la Supercopa de Europa.

El Windsor Park irlandés acogía una final que parecía llegar temprano para unos y otros después de un verano con Eurocopa, Copa América y Juegos Olímpicos por el medio. El Chelsea se adelantó en el marcador en el minuto 27 gracias a un tanto de Ziyech. El 1-0 ponía el partido cuesta arriba para el submarino, que no dejó de insistir y acechar la portería de Mendy. Tras una brillante jugada colectiva en el 73, Gerard Moreno hacía el 1-1. De ese modo, se llegaría al final de los 90 minutos reglamentarios. 

@VillarrealCF

Los dos equipos afrontaban la prórroga visiblemente cansados después de una pretemporada exigente y poco rodaje competitivo. El destino parecía que quería otra tanda de penaltis agónica para decidir el campeón. Después de 14 lanzamientos desde el punto fatídico Europa tenía un nuevo dominador, el Chelsea. Esta vez, la suerte le giró la cara al Villarreal. 

Manu Morlanes entró en el minuto 85 de partido en el lugar de Alberto Moreno para darle un aire fresco al equipo en el tramo final del encuentro y la prórroga. 

B-ENGAGED ADVERTISING SL, en adelante, B-ENGAGED, utiliza "COOKIES" para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorando la seguridad, para obtener una eficacia y una personalización superiores, para recoger datos estadísticos y para mostrarle publicidad relevante.

En el caso de rechazarlas, B-ENGAGED, no puede garantizar la plena funcionalidad de la página. Puede obtener más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.